Contratos

Fuerza de ley entre las partes

La importancia de los contratos viene determinada por nuestro propio ordenamiento jurídico, que le otorga fuerza de ley entre las partes.

Por ello, y a la hora de regular cualquier actuación en la vida cotidiana con efectos jurídicos, es de suma importancia que tanto los derechos como las obligaciones que asumimos queden perfectamente delimitadas. Ello se consigue a través de la rigurosidad a la hora de formalizar el contrato que ha de regir la relación entre las partes. Para ello contamos con un equipo multidisciplinar que puede abordar la necesaria regulación obligacional desde cualquier esfera del derecho, sea la relación que hay que regular de índole civil, mercantil, societario, bancario, de familia o cualquiera otra.

El contrato, por tanto, se identifica como un elemento multidisciplinar y transversal y, en su consecuencia, requiere de estas especializaciones para su correcta implantación y desarrollo.

De igual manera, se configura como de vital importancia la crisis misma del contrato, momento en que se hace aun más importante el asesoramiento integral y, en su caso, las soluciones extrajudiciales o judiciales de la situación sobrevenida.